Con una especial atención al detalle, nos dedicamos a crear espacios únicos en los que arquitectura, decoración y diseño van de la mano. Tratamos cada proyecto como algo especial, buscando que funcionalidad y estética estén siempre presentes, para conseguir ambientes atemporales, cálidos y con personalidad.

Dressing the room surge en 2011 como un rincón donde recopilar todo aquello que nos inspira. Desde entonces compartimos de forma regular ideas relacionadas con eso que llaman lifestyle, siempre con un hilo conductor; el diseño.